Please enable JS

Joaquim Mir i Trinxet

Barcelona, 6-01-1873
Barcelona, 27-04-1940

Joaquim Mir i Trinxet

Fue un pintor catalán. En Olot, ciudad de su padre, fue influido por el paisajismo de la escuela Vayreda. Consiguió varias medallas en exposiciones en Madrid y Barcelona. También expuso, entre otras ciudades, en Washington, París, Nueva York, Amsterdam, Buenos Aires o Venecia.

Su estilo más personal se basa en una superación propia y seguramente inconsciente de la pintura impresionista, basado en una visión intuitiva y libre del paisaje a base de manchas y masas de color que sintetizan la apariencia real, bordeando muy a menudo la abstracción.

Los primeros estudios, los hizo en el colegio San Miguel, donde conoció Isidre Nonell. De joven, colaboró con el negocio de su padre, que quería que se hiciera cargo. Empezó a estudiar bajo las órdenes de Lluís Graner, que lo inició en el género del paisaje. En 1893 empezó a estudiar en la “Escola de la Llotja”, donde recibió clases de Antoni Caba, pero más adelante dejaría los estudios. Formó parte del grupo del “Safrà” (también conocida como “colla de Sant Martí”), un grupo de artistas fundado en 1893 e integrado por Isidre Nonell, Ricard Canals, Ramon Pichot, Juli Vallmitjana y Adrià Gual. También entró en contacto con el grupo de artistas que frecuentaban los “Quatre Gats”.

En 1899, marchó a Madrid a descubrir y copiar los grandes maestros del Museo del Padro. Ese mismo año, ganó el segundo premio en la Exposición Nacional de Bellas Artes y al final del año fue a Mallorca con Santiago Rusiñol y se instaló en la aldea de Sa Calobra, donde hizo algunas de sus mejores pinturas. Destaca la influencia de esta etapa en las pinturas murales que hizo para la casa de su tío y mecenas Avel·lí Trinxet Casas de Barcelona, gran industrial textil, obra de Josep Puig i Cadafalch, conocida como casa Trinxet. No fue nunca ni a Roma ni a París, como era costumbre en aquella época.

Se le considera uno de los máximos exponentes de la pintura inmediatamente posterior al modernismo, creador de un postimpresionismo muy personal. Murió en Barcelona en 1940 después de una estancia en la cárcel, acusado por el franquismo en connivencia con la República. Fue enterrado en el cementerio de Vilanova y la Geltrú.

Parte importante de su archivo fue dado por su hijo José a la Biblioteca de Cataluña. Durante los primeros meses de 2009, se pudo ver en el Caixaforum de Barcelona una retrospectiva del artista. Actualmente, se pueden ver algunas de sus obras en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, en el Museo del Modernismo Catalán, en la Fundación Godia en Barcelona, en el Museo de Badalona, en el Museo Deu del Vendrell, en la Biblioteca Museo Víctor Balaguer de Vilanova i la Geltrú y el Museo Es Baluard de Palma.

Ponte en contacto

© La Flauta Màgica Tots els drets reservats.
Dissenyat amb per GiraWeb